Gaceta: Diseño

Columna Diseño:
El user experience

Texto de: Lorena Canales

Calificamos al otro de acuerdo a la experiencia que tuvimos, a los sentimientos que vivimos, a los miedos que sufrimos, las expectativas que no cumplimos o las que excedimos.

-Botón
-Puntitos (protocolo de entrada para mi dispositivo Android)
-Swipe
-Swipe
-Se abre la aplicación
-Tecleo
-Espero
-Tengo chofer (10 puntos)
-La pantalla señala 3 o 7 minutos de espera (5 puntos)
-Espero otra vez
-“Acuérdate de la placa y el nombre”
-“Qué se parezca a la foto”
-Espero minutos
-Una notificación se despliega en la parte superior y avisa que el chofer está llegando.
-Se acerca el coche (1000 puntos)
-Reviso las placas,
-Sí son (10 puntos)
-Abro la puerta y me meto
-Está limpio (10 puntos)
-El chofer no se parece a su foto (-20 puntos)
-“Hola Señorita, ¿Es usted Lorena?” - me pregunta ( 1000 puntos, me dijo señorita)
-“Sí, buenas noches,”- contesto
-“Inicio su viaje,”- me dice.
-Y así comienza, oficialmente el viaje.

El user experience apenas se empieza poner interesante.

En este punto del viaje el chofer puede ofrecerme una botella de agua (10 puntos), que ya no acepto porque hay muchas historias de como estas pueden estar alteradas (-100 puntos), o me pregunta la dirección para corroborar (5 puntos), me ofrece cambiarle al radio (5 puntos) o mejor aún, me ofrece un cable auxiliar para poner mi propia música (100 puntos). El chofer me puede preguntar si tengo una ruta preferida o si mejor sigue el navegador (10 puntos), me puede preguntar si voy al trabajo (10 puntos) o voy a mi casa (-100 puntos y ya me entra el miedo, “¿por qué quiere saber señor?”). El chofer puede ir sobre la ruta que dice el navegador o la que yo le indiqué (100 puntos) o puede estar tomando una ruta distinta sin decirme (-1000000 puntos , “este Yamevioló, Yamemató, Yalogolpee, Yameescapé” ) Puede estar echándome plática, que si el clima (1 punto), que si el fútbol (2 puntos), que si el trafico (1 punto), o que si que bonito mi nombre (-10 puntos, mmm), que si siente que me conoce de otra vida y que estamos conectados ( -1000 puntos, “que no me interesas”), que se disculpa por haberse equivocado de salida y que para que no me cobren lo extra de sus vueltas se ofrece a terminar el viaje a la mitad del trayecto para llevarme a mi destino sin la aplicación (-100000 puntos, mi mente está haciendo matemáticas karatekas para atacar si es necesario).

-“Ya llegamos,” dice José Rubén, Manuel, Rogelio, Alfredo, Rey Arturo o Brayan (ningún nombre ha sido modificado)
-“Gracias, que tenga bonito día,” puede que le responda
-El viaje terminó.
-Comenzamos, chofer y pasajero, a evaluar.
-Hacemos un balance, sopesamos.
-Asignamos hasta 5 estrellas el uno al otro.

Calificamos al otro de acuerdo a la experiencia que tuvimos, a los sentimientos que vivimos, a los miedos que sufrimos, las expectativas que no cumplimos o las que excedimos.
La ecuación resulta en un número.
Lorena Canales 4.41*

Regresar a Gaceta