Gaceta: Interiorismo

Central:
MUMO Casa Creativa

Texto de: Javier Herrera / Ana Corona

Campamento

Karla Vázquez y Kenya Rodríguez, además de ser socias fundadoras de Campamento, son también las mentes creativas detrás de Casa MUMO, una casa multidisciplinaria enfocada en el desarrollo de proyectos de arquitectura, identidad, mobiliario y objetos.

Para mí es mucho más interesante tener una visión más completa de las cosas, por eso en nuestro equipo hay diseñadores gráficos, arquitectos y diseñadores industriales.

Transformar espacios

Las dos estudiamos arquitectura y fundamos MUMO desde un año antes de salir de la carrera, empezamos curiosamente diseñando objetos y después nos dedicamos más a arquitectura e interiorismo, pero realmente comenzamos haciendo objetos.

Actualmente abrimos toda la parte comercial de manera formal, estamos haciendo restaurantes, hoteles, bares, ampliamos nuestra visión. Generalmente la tendencia es que cada vez te tienes que especializar más en algo, yo pienso que es al revés, para mí es mucho más interesante tener una visión más completa de las cosas, por eso en nuestro equipo hay diseñadores gráficos, arquitectos y diseñadores industriales, nosotras somos arquitectos, partimos de una base muy sólida, de un aspecto más amplio desde el que nos podemos mover.

Un conjunto enorme de colaboradores

Una de las principales metas de MUMO —y de un interiorista— es hacer que los espacios tengan armonía y sean acogedores, que sean un reflejo de quien vive ahí. Para mí una casa es el hogar de alguien, entonces se trata de mostrar un lado de la persona y dejar un ambiente donde quieras pasar mucho tiempo, un ambiente que te acoja, que te haga sentir bienvenido.

Reflejar la esencia de la persona en el espacio, me gusta que los espacios tengan cada uno su sabor, su carácter, su forma única. Para lograr eso tienes que buscar en todas partes, dentro y fuera de tu ciudad, diseños y artesanos de todas partes, MUMO es eso, un conjunto de colaboradores muy grande.

Creo que para mí lo más rico en el diseño y la arquitectura es ver lo que está sucediendo donde vives con una visión global.

El vínculo con el artesano, una frontera que se desdibuja

Es responsabilidad del diseñador revalorar y reinventar lo que tenemos, que es la materia prima y la mano artesanal. Se están desarrollando muchos productos y materiales en México, me encanta la idea de reinventar la materia prima y generar ese vínculo con el tema de artesanía, para mí sí es importante explotarlo, estamos rodeados de ello, es lo que tenemos. La idea de que no sea algo tan industrializado y el tema del error también es bonito, tiene su encanto.

Yo creo que estamos viviendo una época en que somos cada vez más conscientes de quiénes somos y de dónde venimos, y eso tiene que ver desde nuestra identidad como personas, hasta nuestra identidad al saber de qué parte del mundo somos; somos de México, somos tapatíos, somos de Guadalajara. Creo que para mí lo más rico en el diseño y la arquitectura es ver lo que está sucediendo donde vives con una visión global.

Querer ver por separado la arquitectura del interiorismo, de los muebles, son miradas que en otros países funcionan; lo hacen más dividido, más departamental. Yo creo que al mundo lo tienes que ver más globalmente, para mí es mucho más rico cuando sientes que todo está integrado y todo tiene que ver, entonces hacer identidad también es hacer un concepto más global, la identidad tiene que ver con lo que dice la arquitectura y lo que dice el mobiliario, va más acorde todo.

La idea ahora es volvernos más conscientes de qué es arquitectura y qué es diseño, que todos los días vivimos dentro de, convivimos con ello.

Preparar el terreno, hacer ciudad

Tengo mucho tiempo haciendo listas, fotos, recabando información de muchísimos proyectos, ¿cómo es posible que en un país como México existan tantas cosas y no nos demos cuenta? Es muy fácil ver hacia fuera cuando se están haciendo cosas en Yucatán, en Monterrey, en Oaxaca, en San Luis Potosí, súper interesantes.

Guadalajara se está desarrollando de una manera abismal, la ciudad está en un movimiento rarísimo. Yo tengo generaciones enteras de amigos que de veinte se fueron a vivir a Ciudad de México y todos son creativos, todos relacionados con creatividad, arte y diseño, etc., y dicen “es que aquí en Guadalajara no hay nada” ¡Híjole, pues si te vas, menos va a haber! Hay que hacer ciudad, construirla, es difícil pero la verdad es que ya estamos todos preparados para que surjan muchas cosas nuevas.

La idea ahora es volvernos más conscientes de qué es arquitectura y qué es diseño, que todos los días vivimos dentro de, convivimos con ello. Y entonces al ser más conscientes podemos exigir mejores cosas, dejar una herencia para los que vienen, en todo lo que es el campo de la creatividad, para que las futuras generaciones no se fuguen y sea una ciudad mucho más próspera y con muchas más cosas interesantes para todos, para que la gente en lugar de fugarse diga “me quiero quedar aquí”.

Regresar a Gaceta