Gaceta: Diseño

Brújula:
La Metropolitana

Texto de: Javier Herrera

La Metropolitana es el espacio de Alejandro Gutiérrez, Mauricio Guerrero, Rodrigo Escobedo y un equipo multidisciplinario dedicados a este proyecto desde hace casi 10 años.
Campamento
La Metropolitana es el espacio de Alejandro Gutiérrez, Mauricio Guerrero, Rodrigo Escobedo y un equipo multidisciplinario dedicados a este proyecto desde hace casi 10 años.

Entender el diseño como una herramienta capaz de transformar de manera positiva nuestro entorno —social y estéticamente hablando— y lograr además mezclarlo con un éxito comercial notable, hace que La Metropolitana sea hoy en día un referente importante del diseño nacional.

La Metropolitana es el espacio de Alejandro Gutiérrez, Mauricio Guerrero, Rodrigo Escobedo y un equipo multidisciplinario, dedicado desde hace casi 10 años a la generación, gestión, análisis y materialización del diseño y la arquitectura, y que sin duda está atravesando una de sus mejores etapas. Con un equipo en constante crecimiento profesional y proyectos cada día más diversos, el estudio con base en la Ciudad de México se muestra al mismo tiempo maduro y experimental.

Con proyectos como Noma México, que tomó forma a mediados de año en Tulum —y que es una gran muestra de lo que el 2017 representó para La Metropolitana a nivel de integración de disciplinas, generación de comunidad y colaboración—, el estudio deja claro su interés y sensibilidad por lo que acontece en la actualidad local.

Fundamental, su colección de mobiliario más reciente, presentada dentro del Abierto Mexicano de Diseño en su edición de 2017, refuerza este compromiso con la resolución de necesidades reales y primarias como lo es el almacenaje para espacios reducidos.

La Metropolitana actualmente se da ciertos permisos que sólo la experiencia autoriza. Sombra del Agua, el más emblemático hotel de San Cristóbal de Las Casas, es un proyecto que dialoga desde la parte gráfica, gracias a la capacidad de escuchar y entender el entorno por parte del estudio.

Los casi 10 años del proyecto son notorios, y un claro ejemplo de la profunda comprensión del pensamiento de cada uno de sus integrantes. El camino de aprendizaje ha sido costoso, pero esa inversión se ve hoy reflejada en forma de empleos, comunidad y bienestar para nuestro país.

Regresar a Gaceta